La limpieza y eliminación de organismos en el agua puede lograrse de diferentes formas, aunque la manera más común es la adición de cloro por su gran potencia desinfectante.

En tu caso, quizás te hayas puesto manos a la obra para poner a punto tu piscina para el próximo verano y, por accidente, añadiste más cloro del que necesitaba y quieres saber cómo rebajar el cloro de una piscina. En este post encontrarás algunas pautas que te ayudarán a acabar con el problema de exceso de cloro en la piscina de forma casera.

Si todo iba sobre ruedas y te has encontrado con la piscina con cloro alto o simplemente, está por debajo de los niveles establecidos, tu prioridad ahora mismo será acabar con él y, para ello:

  • Integra un dosificador de cloro automático a la piscina que contiene una sonda para medir el nivel de cloro que tiene el agua y, si está más bajo del parámetro requerido, activa la bomba y empieza a inyectar cloro.
  • Instala un clorador salino con el que se le añadirá sal a la alberca y producirá cloro según vaya necesitando.

¡Sigue leyendo para saber cómo bajar el nivel de cloro en la piscina!

Nivel de cloro ideal para piscina

Como ya hemos resaltado antes, el cloro es el agente desinfectante del agua más utilizado en el mundo y sus valores óptimos deben establecerse entre 0,6 y 1ppm (parte por millón).

Es cierto que, antes se recomienda examinar los niveles de ph, para después revisar los niveles de cloro, pero ¿cómo neutralizo el cloro de la piscina? Para desempeñar esta labor, lo ideal es emplear un comparador manual de cloro y ph.

De esta forma, ya sabrás cómo estabilizar el cloro en la piscina por si te vuelve a ocurrir en cualquier otra ocasión.

Qué pasa si el cloro está alto en una piscina

Cuando te encuentras con el cloro alto de la piscina, muchas preguntas acechan tu cabeza y algunas de ellas son ¿Cómo puedo eliminar el exceso de cloro en la piscina? ¿Por qué está alto? ¿Qué puede pasar?

Aunque eliminar el exceso de cloro en las piscinas no es ninguna tontería, deberás saber que su abundancia se puede deber a demasiadas horas de filtración o a la suma desmesurada del producto.  

Además, es importante que sepas que si su valor está por encima de 3ppm no se podrá usar la piscina hasta que no se solucione el asunto. Puedes esperar a que el cloro se evapore, tras un tiempo, con el calor o añade más agua.

Cómo medir el cloro del agua casero

Si has optado por hacer cloro casero para piscinas, lo primero a tener en cuenta es que la efectividad del cloro depende del nivel de PH y su cloración no hará su función si el PH tiene unos niveles superiores a 7,2 o inferiores a 6,8.

Lo idóneo es medir el cloro tras añadirlo al agua para comprobar que el proceso está funcionando. También se sugiere que se hagan las mediciones en los lugares más alejados y profundos respecto al suministro de la dosis de cloro. Los niveles deben estar dentro de los límites fijados que son entre 0,5 y 0,2 miligramos por litro de agua.

Para medir se puede utilizar el medidor manual de gotas o una pastilla.

Durante el proceso de medición, es necesario que la depuradora esté en funcionamiento constantemente mientras se realizan controles regulares para cerciorar de que el agua esté libre de bacterias y lista para su uso.